Perdoná y se Libre

Un año más termina y quizás en tu vida hay algo que lastimo tu corazón por lo que necesitas perdonar o recibir perdón, es este buen momento de cambiar de forma de pensar en cuanto al perdon? Reflexionemos en lo siguiente: 

Hoy es un buen momento, Dios nos ha concedido vida un segundo mas, por lo que te animo a considerar cuan grande es el poder que el perdón puede provocar en la persona que lo necesita por ello debes considerar que nunca sabes si tendrás suficiente tiempo en esta tierra como para perdonar y con ello sanar un corazón.
Perdonar es una virtud que llena el corazón y libra la mente, quien niega el perdón, se niega a si mismo paz y alegría, quien piense que el perdón está sobrevalorado, tiene un mal concepto de si mismo y solo denota un triste corazón.

Quien perdona, sabe que en algún momento posiblemente necesite ser perdonado, pero con que conciencia, quien niega el perdón, espera ser perdonado?
No dejes que la duda, el orgullo o un mal consejo, mantengan lleno de rencor tu corazón, pues fue hecho por Dios para brindar amor, no rencor.
Perdona, pues el mismo Dios de los cielos nos perdona sin dudarlo cuando ve nuestro humilde y quebrantado corazón, por tanto no permitas que un corazón quebrantado o incluso uno orgulloso no alcance tu perdón pues el amor cubre multitud de pecados, justo como Dios en su amor pago por nuestras culpas. 1 Pedro 4:8

Si quieres saber cómo perdonar, recuerda :

Colosenses 3–12–14
12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.14 Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.
Si vives lleno del amor de Dios, sabrás que siempre es buen momento para perdonar y tendrás en tu corazón y pensamientos como hacerlo, si perdonas de la manera que Cristo nos perdonó, sabrás que Él nunca nos humillaria para perdonarnos, todo lo contrario, con gran misericordia nos recibe en sus brazos.

Regala perdón y verás como crece en tu corazón el amor de Dios que te llenará de paz y de gozo.

Dios te Bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *